Debabarrena, 25 planes y un destino para unas vacaciones alucinantes.

¿Te suena Debabarrena? Esta comarca guipuzcoana situada en el centro de Euskadi no ocupa mucho en el mapa pero entre los ocho municipios que lo forman (Deba, Eibar, Elgoibar, Ermua Mallabia, Mendaro, Mutriku y Soraluze) ofrecen un sinfín de posibilidades: Mar, montaña, playas, gastronomía y un extenso patrimonio histórico, que tanto en verano como en invierno harán de tus vacaciones una experiencia memorable.

1.El Geoparque de Costa Vasca a pie

La franja costera de los municipios de Zumaia, Deba y Mutriku conforma el Geoparque de la Costa Vasca. Una zona natural que muestra más de 60 millones de años de historia de nuestro planeta gracias a los acantilados del Flysch que han quedado al descubierto por la erosión del mar.

elorriaga_flysh_geoparque_deba_euskadi_con_niños_pais_vasco_bekerreke
El gran desprendimiento de Pikota.

La mejor forma de conocer la riqueza del Geoparque es haciendo una ruta de senderismo que atraviesa prados verde intenso, acantilados y alucinantes playas de roca laminada. El recorrido, conocido como «La ruta del Flysch» (GR-121) es un sendero de 14km de continuo sube y baja, que comienza en el centro de Deba y llega hasta Zumaia.

ruta-del-flysch-debabarrena-gipuzkoa-euskadi-con-niños

Esta ruta es un «must» (indispensable) de la comarca de Debabarrena y te aseguro que es uno de los mejores planes para disfrutar de la naturaleza en familia.

Dependiendo de la edad de los niños, de si estas habituado a caminar y del tiempo del 
que dispongas, la puedes recorrer entera y volver en tren desde Zumaia (o viceversa) , o sólo completar alguna de sus etapas, como de Sakoneta a Mendatagaina o desde el Camping Itxaspe a Sakoneta.
Encontraras toda la información en la pagina de Geoparkea.

2.Vente de sidrería y alójate en ella.

Si hay una experiencia que deja huella en los visitantes de Euskadi es ir de sidrería. Gozar de un buen chuletón a la parrilla, de la sidra ecológica casera y del ambiente que se crea, es un planazo pero y si encima no tienes que preocuparte de coger el coche a la vuelta, es la repera.

Así que si lo que quieres es una estancia rural auténtica en un entorno natural casi remoto y experimentar lo que es una sidrería Txindurri-Iturri es lo que estas buscando.

El agroturismo-sidrería Txindurri Iturri además de habitaciones dobles dispone también de
un apartamento de dos habitaciones ideal para las familias.

3. La joya escondida de Deba.

Deba acoge muchos visitantes por su playa pero pocos saben que este pueblo esconde una joya.

Situado en el casco histórico de Deba, la Iglesia de Santa María (Monumento Nacional del Estado) es una joya del gótico vasco, aunque de primeras su apariencia exterior no llama especialmente la atención.

El magnifico pórtico policromado que recuerda a la de Santa María de los Reyes de Laguardia (Alava) nos da una pista de lo que encontraremos en el interior.

Su catedralística dimensión y la riqueza de su interior, incluidas las seis capillas, son realmente sorprendentes. Al igual que el claustro, el más antiguo de Gipuzkoa y uno de los 3 claustros góticos que se conservan en Gipuzkoa.

La oficina de turismo de Deba organiza visitas guiadas a la iglesia, muy recomendable 
para no perder detalle de la iglesia y su interesante historia.

4.Iniciate al surf en Deba

Dicen los expertos que en Deba se encuentran las mejores olas de Euskadi. Nada más y nada menos que once tipos de ola de inmejorable calidad y para surfistas de todos los niveles.

La playa Santiago de Deba, es una de las más conocidas de la Costa Vasca. Cuando la marea baja, se une a la playa de Lapari, creando un gran arenal y al parecer es perfecto para empezar a hacer surf, por tener muy poca pendiente y olas de largo recorrido. Así que si te animas a iniciarte en el surf o te apetece probar nuevos deportes como el body board o el paddle surf, estás en la playa idónea.

5.Road trip por los miradores

En total hay 15 miradores repartidos por todo Debabarrena y se ha creado una ruta auto-guiada con paneles informativos que los une.

Una alternativa que permite visitar los lugares de mayor interés del territorio y obtener una idea general del patrimonio cultural y natural de este entorno de una manera muy cómoda.

Estupenda opción para los que viajan con niños pequeños o personas con movilidad reducida. 
Sólo tienes que descargar el mapa de la ruta de los miradores y ¡a gozar!

6.Explora las marismas de Casacampo y el humedal de Artzabal en Deba

Deba no solo es playa y acantilados. Te llevarás una sorpresa si sigues la orilla del río Deba, río arriba.

Es una ruta circular de 3,4 km por el sendero que nos lleva por las marismas de Casacampo. Esta zona cambia de paisaje por la influencia de las mareas y nos deja bellas estampas marineras hasta llegar al humedal de Artzabal. Un pequeño oasis natural con una fauna y flora muy peculiares, muy agradable e ideal para ir con los peques.

7.Urgain, cocina de cercanía en el centro de Deba

En el centro de Deba el Restaurante Urgain ofrece riquísimos platos de temporada elaborados con materia prima de allí mismo tal y como nos dijo Xabier, el dicharachero dueño.

Entre tanto plato apetecible, recomiendo especialmente el arroz negro con chipirones de Deba, recién pescados.

Más información en la pagina de Urgain Jatetxea

8.Disfruta de un atardecer en Santa Catalina

¿Te apetece disfrutar de un atardecer de cine? Saliendo de la plaza de Deba y siguiendo un sendero de menos de dos kilometros un tanto empinados llegarás a la atalaya de Santa Catalina.

En lo alto de esta loma está situada la pequeña ermita de Santa Catalina con una panorámica incomparable sobre gran parte de la Costa Vasca. Lugar ideal para ver el atardecer y observar como se esconde el sol tras el paisaje kárstico del interior del Geoparque.

No te olvides de llevar linternas para vuelta, que convertirán esta salida en toda una aventura. 

9.Déjate embrujar por las calles de Mutriku

Mutriku es uno de los pueblos más pintorescos de la Costa Vasca. Sus estrechas y empinadas calles adoquinadas, sus numerosos palacetes y casas marineras de colores bien merecen un relajado paseo por el casco histórico.

Si tienes la oportunidad entra en Iglesia Parroquial de Nuestra Señora de la Asunción, proyecto de Cosme Damian Churruca, ilustre marino, militar y alcalde de la época. El estilo neoclásico exterior nada tiene que ver con la decoración modernista del interior que sin duda te sorprenderá.

Pocos saben que en el interior de la Iglesia, en una del las capillas, se encuentra
 un lienzo atribuido a Zurbarán. 

Como buenos hombres de mar que eran los «mutrikuarras» nunca perdían de vista el mar y pasaban horas en el mirador de Atxukale y no es de extrañar porque la panorámica desde este punto es magnifica.

En Mutriku encontrarán palacios en una calle sí y en la otra también, cada una con su peculiar historia. Estos son algunos de los palacios que no debes perderte: Casa Galdona, palacio Arrietakua, palacio Zabiel, casa-torre Luardo, palacio Olazarra-Mizquia, la antigua lonja y casa-torre del muelle.

 Si disfrutas con la historia y las efemérides, no dudes en hacer una visita guiada por
 la villa porque aquí hubo mucho tomate allá por el siglo XVII. 
Oficina de turismo de Mutriku

Casí sin querer terminarás llegando al puerto y te recomiendo que sigas paseando hasta el último espigón conocido como «El dragón de Mutriku«. Se trata de la primera central undimotriz, que gracias a las 16 turbinas produce energía aprovechando la fuerza de las olas. El ruido de las turbinas emiten un sonido muy parecido al rugido de un dragón.

10.Chapuzón en la piscina natural de Mutriku

Un plan que nunca falla con niños es darse un chapuzón y si es en una piscina mucho mejor. Bien, pues en Mutriku tienen dos piscinas y una playa, ¿alguien da más?

La peculiaridad de las piscinas de Mutriku es que son de agua marina. Las únicas piscinas naturales de agua marina en toda la costa guipuzcoana. Se llenan de agua con la pleamar y cuentan con todos los servicios: socorrista, escaleras y rampa de acceso, alturas para saltar al agua, duchas, baños, vestuarios y dos chiringuitos, además de un amplio solárium.

Sólo te diré que si las pruebas, ¡no querrás ir a otra parte!

13.Paseo Deba-Mutriku

El nuevo paseo de la costa con el cual quieren unir la localidad de Mutriku y Deba, llega hoy en día hasta la playa de Ondarbeltz. Un sencillo y tranquilo recorrido de 4 kilómetros para gozar del sonido de las olas, las vistas al mar y los acantilados de la Costa Vasca.

12. Lo mejor de la parrilla con vistas al mar en Pikua

Entre Mutriku y Deba, justo encima del paseo de la costa, encontramos el restaurante Pikua que sólo por la terraza con vista sobre el mar Cantábrico que ofrece, merece la pena acercarse a comer o simplemente a tomar algo.

Restaurante con esmerada cocina y servicio, mi recomendación es el rape a la parrilla cuyo sabor me conquistó por completo.

El Restaurante Pikua dispone también de habitaciones dobles y un apartamento 
de dos habitaciones, una buena opción de alojamiento para familias.

13. Viaja a través de los fósiles en Nautilus

El museo Nautilus es el centro de interpretación geológica de Mutriku, donde se recoge una importante colección de fosiles de ammonites gigantes, unos seres que reinaron en el mar hace millones de años y que fueron encontrados en el Flysch Negro de Mutriku, el flysch más antiguo de todo el Geoparque de la Costa Vasca.

Foto: Lonifasico.com

Recomendamos contratar la visita guiada para entender mejor el gran valor de los fósiles y toda la información que nos aportan.

La entrada al museo Nautilus es gratuita pero no está abierta de forma continua por lo que 
antes de ir es mejor comprobar el calendario y reservar una visita guiada aquí.

14.Capea y guisado de toro

Debabarrena tiene una gran tradición taurina y existe un recorrido conocido como “Deba y los toros” que une el pueblo con la ganadería “Marqués de Saka”. Una ganadería que además es un agroturismo  Saka Perlakuarestaurante donde es famoso el guisado de toro y se organizan capeas para grupos. ¿Te animas a sacar el capote?

15.Ruta de los Dolmenes

La Ruta de los Dolmenes (PR-GI 94) que parte desde el aparcamiento de Karakete (Soraluze) es uno de los recorridos más interesantes de Debabarrena.

Un sendero lineal de 11km de longuitud, que llega hasta la Estación Megalitica de Elosua (Bergara), donde encontrarás 19 monumentos megaliticos (dolmenes, tumulos y un menhir) con sus paneles interpretativos para que puedas informarte sobre los hallazgos de la zona.

Todo el recorrido, que transcurre por el cordal y no tiene mayor dificultad, es un placer absoluto para la vista, que en días despejados nos deja ver tanto la costa desde Hendaya a Bilbao, como las montañas del interior.

Para aquellos que viajamos con niños o no estén muy habituados a caminar, mi recomendación es hacer el trayecto hasta Irukurutzeta, más o menos la mitad de la ruta. Aun así, es necesario llevar calzado adecuado, agua y ropa adecuada a la meteorología del día teniendo en cuenta que allí arriba es muy probable que sople el viento.

Existe la posibilidad de hacer una visita guiada de esta ruta  (en euskera y en castellano)
 que te la recomiendo 100%. Más información en la página de Debabarrena.

16. Comer con vistas al valle en Txurruka Jatetxea

El restaurante Txurruka es un antiguo caserío convertido en restaurante situado de camino a Karakate. Una buena alternativa para reponer fuerzas tras recorrer la ruta de los Dólmenes o simplemente deleitarte con su cocina tradicional.

Txurruka dispone de carta, menú del día (de lunes a viernes) y menú de fin de semana donde destaca la especialidad de la casa, cordero al horno.

Reserva una mesa aquí,  ¡el restaurante Txurruka está muy solicitado!

17. Descubre Lastur, el «Far West» vasco

Lastur es un pequeño y singular núcleo de carácter rural perteneciente al municipio de Deba, aunque queda prácticamente aislado entre las montañas.

¡Biendos al «Far West» vasco! Y es que lo primero que llama la atención de Lastur es su plaza, que en realidad es una plaza de toros (la más antigua de Euskadi). De hecho esta zona es la cuna de la tauromaquia vasca gracias a la dedicación de la cría de betizu (raza de toro autóctona).

Lastur es también conocida por su piedra. De su cantera se han extraído piedras para levantamiento, arrastre, frontones, escolleras y hasta para fachadas, como la de el Santuario de Arantzazu, por su belleza, resistencia y manejabilidad.

Pero para conocer mejor el valle de Lastur es indispensable realizar la Ruta del Karst (PR-46), un recorrido de gran valor paisajístico y geológico por el corazón del Geoparque.

18. Visita al molino y taller de elaboración de talo.

Una de las actividades estrella de Lastur es convertirnos en molineros por unas horas. Consiste en realizar una visita guiada a los molinos de Plazaola. Una antigua ferrería convertida en molino donde podremos ver y entender como funciona el mecanismo y donde moleremos el maíz que posteriormente necesitaremos para el taller de talos.

A continuación nos enseñan cómo se elaboran estas típicas tortas de maíz y es nuestro turno ¡manos a la obra!

Esta es una experiencia divertidísima para hacer con niños ( Más información aquí ) 
Pero si lo prefieres, también puedes hacer sólo la visita guiada del molino. 

19. Siente la prehistoria en Ekain-berri

La cueva de Ekain, en Deba, con destacables pinturas rupestres no está abierto al publico pero sí se puede visitar la réplica de Ekainberri.

Si acudes con niños no dudes en reservar la visita con las experiencias. Tendréis la oportunidad de explorar la replica de la cueva y os pondréis en la piel de las personas que habitaron el lugar hacer 15.000 años. Pero además los niños vivirán una aventura prehistórica aprendiendo a hacer fuego, cazar y pintar, tal y como lo hacían en la prehistoria.

Toda la información sobre Ekainberri aquí.

20. Un paseo por Itziar

A unos 6 km de Deba y a 342 metros de altura se encuentra Itziar, barrio rural en la que se asentó la primera población de Deba. Hoy en día es un tranquilo núcleo rural donde se encuentra el Santurario de Itziar con la imagen románica de la Virgen del mismo nombre, que cuenta con gran devoción entre los marineros.

Muy cerca del Santurario hay una impresionante escultura de acero de Jorge Oteiza
 llamada "Amatasuna" (La Maternidad) dedicada a su mujer, con el mar de fondo. 

21.Date un homenaje en Salegi Jatetxea

Justo en frente de la plaza de Itziar, junto al Santuario, se encuentra el afamado Restaurante Salegi. Es un establecimiento «de siempre» que se a adaptado a los nuevos tiempos manteniendo la esencia de la cocina tradicional.

La gran ventana del comedor desde donde puedes ver al maestro parrillero en pleno apogeo te pone los dientes largos y no defrauda pero destacaría el ravioli de setas y hongos con jamón ibérico que me gustó especialmente.

Aunque el restaurante dispone de amplios espacios no está demás reservar sitio en Salegi.

22.Alucina con el Museo de la industria Armera de Eibar

¿Sabes por qué se les llama armeros a los eibarreses/as? Eibar ha sido uno de los núcleos más importantes de la industria armera del estado y precisamente el museo se halla en una antigua fabrica de armas. La exposición recorre la historia industrial ibarresa a través de una extensa colección de armas.

Además de armas, en Eibar se han fabricado multitud de productos: bicicletas, motocicletas, electrodomésticos y artículos de diversa índole que nos muestran la capacidad de innovación y adaptación de la industria de la ciudad. ¡Encontrarás objetos realmente alucinantes!

Más información sobre el museo aquí.

23.Georuta por el valle escondido de Olatz

Olatz es un valle sorprendente rodeado de montañas con forma piramidal al cual llegarás por Mutriku. Aquí podrás explorar el valle gracias a una sencilla ruta circular de 6,5km (PR-GI 47) que empieza en la ermita San Isidro.

Este espacio cárstico cuenta con 12 puntos de interés marcados con placas informativas con las que descubrirás desde cómo han surgido los diferentes elementos geológicos hasta curiosidades sobre la fauna y flora del desconocido valle de Olatz.

En este PDF descargable tienes toda la información sobre la georuta de Olatz.

24. Picnic en Elorriaga

Y que sería de un verano sin un picnic y uno de los mejores lugares que conocemos para pasar un día de escandalo es el área recreativa de Elorriaga, en pleno Geoparque.

elorriaga_flysh_geoparque_deba_euskadi_con_niños_pais_vasco_bekerreke

Con unas vistas sobre el mar Cantábrico de infarto, una gran zona de prado con mesas de picnic y un área de columpios, no necesitarás más para pasar un estupendo día en familia.

Además de columpios, que ya te costará sacar a los niños de allí, desde aquí parte un sendero
 circular que pasa por uno de los miradores de flysch más amplios del Geoparque. 
Más información sobre la ruta circular del mirador aquí.

25. Descubre el Flysch en barco.

Otra excursión indispensable es hacer una travesía en barco por los acantilados del Flysch.

Además de ver la costa desde una perspectiva diferente, explican qué es el Flysch, cómo se ha formado y multitud de curiosidades de una forma muy interesante y atractiva para los niños.

 Hay varias opciones de visitas, en la pagina del Geoparque encontrarás todas las opciones.

Familias, pocos destinos hay con tanta variedad de planes como en Debabarrena, para todos los gustos y colores. Así que nos vemos en Debabarrena ¿verdad?

Nos interesa mucho tu opinión y nos encantaría que participaras en el blog dejándonos un comentario. Y si te ha gustado este post, no tengas miedo y compártelo en tus redes sociales. ¡Sin ti no somos nada!

Eskerrik asko!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te ha gustado el blog? Siguenos :)