Leitza, capital del turismo rural

Rodeado de verdes montañas, en el valle de Leitzaran, Leitza es uno de los pueblos con más encanto de Navarra. Teníamos conocimiento de dichos atractivos, pero hemos pasado un fin de semana en Leitza descubriendo todo su potencial, para ser #CapitaldelTurismoRural2020 en el concurso organizado por Escapada Rural.

Leitza es uno de los 10 pueblos finalistas y el pueblo necesita tu ayuda para ser ganador. 
Sólo tienes que VOTAR POR LEITZA ( puedes ganar una escapada). 

Por si todavía hay alguien que tenga dudas, aquí van 8 motivos de peso por los que Leitza debería ser el ganador y por supuesto, por los que deberías venir a conocer este increíble lugar.

Casco antiguo de película

Uno de los mayores atractivos de Leitza es sin duda su casco antiguo. No cuesta mucho encontrar la imponente plaza del Ayuntamiento, lugar de encuentro y de la mayoría de celebraciones culturales y deportivas, dado que el frontón del pueblo está pegado a él. No, no busques la segunda pared porque esa es precisamente la particularidad de este frontón, no tener paredes, sólo frontis.

Cerca de la plaza del ayuntamiento encontrarás un antiguo lavadero, datado en 1863. El lavadero de Aiene, que se encuentra en perfecto estado de conservación, mantiene todo el encanto de antaño.

Perderse por sus callejuelas merece la pena para poder admirar las casas de piedra con balconadas de madera repletas de flores e imponentes portones. La mayoría de las fachadas están decoradas con escudos, el año de construcción o un «eguzkilore», flor de cardo utilizado en Euskal Herria para proteger el hogar.

Otra de las peculiaridades del casco antiguo es que cada casa está mirando hacia un lado, tal y como dicen los lugareños, parecen estar enfadadas entre ellas. Un poco más arriba, en la ladera del monte, llama la atención la iglesia de San Miguel. Una iglesia construida con una piedra gris-azulada característica de la zona que le da personalidad. No dejes de subir hasta el pórtico de la iglesia para disfrutar de una bonita panorámica de Leitza.

Pero este pueblo de calles adoquinadas y pintorescas casas de piedra, no sólo llaman la atención de los visitantes, también la de afamados cineastas. Aquí se han rodado entre otras, la famosa comedia «Ocho apellidos vascos», «La buena nueva» de Helena Taberna o «Dantza» de Telmo Esnal. ¡Y no es de extrañar! La tranquilidad que se respira en el casco histórico y la belleza que se mantiene intacta, son el mejor reclamo.

Naturaleza por los cuatro costados

Aunque el pueblo pueda parecer pequeño, Leitza tiene una gran extensión de tierras. 58km cuadrados repletos de montañas, riachuelos, prados y bosques centenarios que dan muchísimas opciones para disfrutar de la naturaleza en estado puro.

Leitzalarrea

Uno de los espacios naturales donde poder gozar de un sinfín de rutas, a pie incluso en bicicleta, de un picnic junto al rio o conocer la flora del lugar es Leitzalarrea. Para descubrir este tesoro verde, que se extiende casi por la mitad del terreno de Leitza, estas son nuestras propuestas para hacer con niños:

  • Sendero de Leitzalarrea de unos 6km de longitud es una ruta fácil que entre hayedos nos lleva hasta Aritzaundi, donde están los vestigios de un viejo roble que cayó en 1888.
  • El merendero de Ixkibar , se asemeja a un parque de atracciones para los niños con el riachuelo y los troncos que se han puesto a modo de puente.
  • La zona de lzaieta, es un jardín botánico declarado Monumento Natural, con 37 especies forestales y unos ejemplares de abeto blanco de 40 metros de altura que te dejaran con la boca abierta.

Sendero de Kornieta

Otro lugar de visita obligada es el macizo de Kornieta, en el que se sitúa el parque eólico. Desde aquí arriba la panoramica del valle es espectacular, si la meteorología lo permite. Una vez aquí arriba, tras un corto y pintoresco paseo se accede a la fuente de Kornieta.

Actividades para todos los públicos

Visita a la quesería Gorritz

Si hay un plan ideal para los amantes del turismo rural es visitar una quesería y conocer de primera mano el funcionamiento de un caserío dedicado a la elaboración de queso, como por ejemplo en la Quesería Gorritz de Leitza.

Tener la ocasión de ver las ovejas de cerca, como se ordeñan y el mimo con el que se produce el queso es una divertida experiencia. Los niños se lo pasan en grande y que no te extrañe si para su cumpleaños te pide una ovejita.

Y cómo no, el broche de oro de la visita a Gorritz es la degustación de sus quesos. Sé que te va a gustar y te informo que también puedes comprar queso aquí mismo.

Vía Verde del Plazaola en bicicleta

Entre frondosas laderas, pastos y espectaculares caseríos, un tren a vapor de vía estrecha unía las ciudades de Pamplona y San Sebastián allá por 1904. Actualmente, este serpenteante camino lleno de túneles, puentes y rebosante de naturaleza, se ha acondicionado para el uso y disfrute de todos. Por ahora se han recuperado 68km de la vía del Plazaola, desde Andoain hasta Sarasa, «to much» para los que vamos con niños, pero tu puedes elegir el tramo que más te convenga.

En nuestro caso, elegimos hacer el tramo de Uitzi a Leitza en bicicleta. Unos 9km de ruta, con un ligero desnivel a favor, genial para los niños y para los que no están habituados a andar en bici.

Si al igual que nosotros no puedes llevar tu propia bicicleta, te recomiendo ir a Lekunberri, donde los chicos de Amairu Rental Bikes nos equiparon de arriba a abajo: bicicletas a medida de cada uno, cascos, material de recambio para posibles pinchazos y hasta luces, indispensable para algunos túneles que carecen de iluminación.

Puedes hacer una ruta circular o como en nuestro caso, llamar a Arantxa (la majísima taxista de Leitza) que te lleva hasta el punto de salida que deseas, para que no tengas que volver.

Elijas la opción que elijas, en bici o paseando, entre interminables túneles y el espectacular paisaje esta vía es toda una aventura que te recomiendo 100%.

Pasión por los deportes rurales

El Deporte Rural Vasco tiene mucho arraigo en estas tierras y para muestra un botón: el harrijasotzaile (levantador de piedra) Iñaki Perurena creó Peru Harri, un parque-museo dedicado a la piedra situado a 2km de Leitza.

Es el mismo Iñaki quien nos guía por la exposición que consta de dos zonas: La exterior, con esculturas propias de enormes dimensiones. Y la zona interior del caserío Gorrittenea, donde Iñaki expone objetos de toda su carrera deportiva, como las piedras con las que competía.

Sólo por oír hablar a Iñaki, con la pasión que transmite por los deportes rurales y por nuestra cultura, ya merece la pena la visita pero… ¿Te ves capaz de levantar una piedra? Ese es el reto que lanza Iñaki Perurena.

¡Qué tendrá este agua!

¿Y si te digo que Perurena no es el único deportista de éxito de este pueblo? Leitza es conocida también por ser cuna de deportistas de renombre, como los pelotaris Oinatz Bengoetxea y Abel Barriola, harrijasotzailes (levantadores de piedra) como Miguel Saralegui o el ciclista Mikel Nieve.

¡Qué casta tienen estos leitzarras! Hemos oído que el secreto está en el agua que emana la fuente Itturrizarrea situada en el camino que conecta el casco antiguo con la Vía Verde del Plazaola.

No sabemos si será verdad pero ya que estamos… ¡habrá que darle un buen trago!

Alojamientos rurales para todos los gustos

Las casas rurales son perfectas, especialmente si viajas con niños. Este fin de semana nos hemos alojado en Casa Rural Arriaran, un caserío recién reformado ubicado en una zona apartada del pueblo, donde hemos disfrutado de la tranquilidad de la montaña y de los animales.

Y es que esta casa rural un día fue un caserío con animales y para no perder esa esencia, Jose Luis, el dueño, tiene gallinas, patos, ocas, ovejas y un caballo, que hacen esta estancia más rural si cabe.

La casa está formada por un amplio salón-comedor con chimenea, espaciosa cocina abierta y 6 habitaciones dobles con baño privado, en una sola planta, totalmente accesible para sillas de ruedas y carritos.

Y qué decir de la zona de juego interior con dardos, juegos de mesa, mesa de ping-pong, futbolín reglamentario y un pequeño rocódromo en la pared… ¡no se puede pedir más!

Si quieres saber más sobre nuestra experiencia en Casa Rural Arriaran pulsa aquí.

Si elegís este alojamiento no os vais a arrepentir pero también tuvimos la ocasión de conocer otras opciones de alojamiento que pueden venirte como anillo al dedo, porque no todos buscamos lo mismo.

  • Hostal Rural Iruso : A las puertas de Leitzalarrea, este hostal rural- restaurante dirigido por Xabier Perurena es un alojamiento muy coqueto, ideal para disfrutar de la naturaleza de los alrededores.
  • Hostal Rural Lopenea : Una buena opción si queremos alojarnos en el centro, ofrece habitaciones y apartamentos, con servicio de restaurante.
  • Casa Rural Lesakenea : Disponen de dos casas rurales totalmente reformadas, en plena naturaleza y rodeados de ciervos que se crían allí mismo.

Excelente gastronomía

En toda esta zona, la cocina es parte esencial de la cultura y eso se nota en cuanto pones un pie aquí. La cocina casera y tradicional, de fuego lento y trasmitida de generación en generación es la que lidera en los restaurantes donde comimos durante nuestra estancia en Leitza.

Hostal Rural Lopenea

Este hostal-restaurante del centro de Leitza es un lugar estupendo y acogedor para comer o cenar tras explorar el casco antiguo. Destacamos su deliciosa chuleta a la brasa con unos pimientos rojos de la tierra, eran pura mantequilla y croquetas caseras de jamón de quitar el hipo.

Hostal Rural Iruso

Tras una ruta por Leitzalarrea quedarse a comer en el restaurante Iruso es una muy buena idea. Si hace bueno tiene una terraza preciosa donde comer junto a unos columpios para los niños. Degustamos un menú junto al fuego bajo exquisito, elaborado con materia prima de primera que consta de tres entrantes y un segundo a elegir. El «talo con chistorra» , un puntazo.

Cafetería Ogi berri

Situada en el centro de Leitza también se pueden pedir unas pizzas, raciones y ensaladas para llevar y ese fue nuestro plan tras pasar todo el día sin parar. Me gustaría enseñaros alguna imagen de las riquísimas pizzas caseras, pero volaron antes de que pudiese coger la cámara.

Restaurante Arakindegia

Especializado en comida tradicional vasca, destacamos la menestra. Pero croquetas, hongos, alubias rojas, pollo casero, chuleta a la brasa, merluza…. un sinfín de platos que nos pusieron difícil dejar un hueco para la degustación de tartas.

Su gente

Y lo mejor de todo por su puesto es su gente. Hemos sido testigos de la calidez, amabilidad y generosidad de la gente en cada bar, en cada esquina y en cada visita.

Todos y cada uno de los leitzarras con los que hemos estado, nos han hecho sentir como en casa, uno más entre ellos y ese es el mejor recuerdo que nos llevamos.

Agradecimientos: muchas gracias a Escapada Rural, por darnos la oportunidad de ser embajadores de Leitza en el concurso de Capital del Turismo Rural 2020. Muchísimas gracias también al Ayuntamiento de Leitza y a todas las personas con las que hemos tenido la suerte de compartir un rato durante este maravilloso fin de semana. 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te ha gustado el blog? Siguenos :)