Ruta costera de Sopelana a Barrika

Si te gusta la combinación mar y montaña, te va a encantar esta ruta que transcurre entre las poblaciones vizcaínas de Sopelana y Barrika. Sin apenas dificultad, entre playas salvajes y acantilados rocosos, esta etapa de «La ruta de los acantilados» es un recorrido perfecto para disfrutar de Euskadi en familia . ¿Te animas a descubrirlo?

A escasos 30 minutos de Bilbao, Sopelana es el punto de partida de esta excursión familiar. Conocida por su magnífica playa de arena dorada y olas de vértigo, es el destino ideal para los amantes del surf. Pero la playa de Atxabiribil no es la única atracción de la zona.

Precisamente, esta ruta que te proponemos, con la que podrás descubrir parte de Uribe Costa, comienza en el mismo parking de la playa de Atxabiribil.

Este es el parking de la playa de Atxabiribil, desde donde comienza la ruta.

Desde aquí, hay que dirigirse a la contigua urbanización de Sopelmar y bordearla para dar con la senda de tierra que te llevará hasta el pueblo de Barrika. Son aproximadamente tres kilómetros los que separan estos dos municipios vizcaínos por esta ruta costera, por lo que es factible hacer ida y vuelta con los niños. ¿Empezamos?

Tras la primera subida, una de las más acentuadas, ya se divisa la playa salvaje de Meñakoz. Una cala nudista de poca arena y mucha piedra, pero ideal para los que buscan tranquilidad. El acceso a esta playa no es la mejor, ya que se llega por un camino de tierra con pendiente, pero puede ser el lugar perfecto para hacer una parada y jugar en la orilla con los niños. En temporada de verano incluso tendrás la tentación de darte un chapuzón pero ojo con el oleaje y las rocas. ¡Esto es el mar cantábrico señores!

Playa salvaje de Meñakoz, en la foto con marea alta.

Siguiendo con la ruta, otra vez cuesta arriba, encontrarás varios senderos. Aunque no hay ningún tipo de señalización, créeme que «todos los camino llegan a Roma», en este caso a Barrika. Eso sí, te recomiendo que sigas el camino más pegado al mar porque llegaras al punto con mejores vistas de todo el recorrido. Desde aquí arriba podrás apreciar el color esmeralda del agua, las grietas de los acantilados y si la meteorología lo permite, tendrás una panorámica de la costa vizcaína alucinante. Tomate tu tiempo y ¡disfruta del camino!

Siguiendo el camino hecho por el paso de la gente, no hay perdida.

Desde este punto, queda el último repecho, pero te aseguro que con el sonido de las olas, el olor a salitre y las vistas, ¡ni te enteras de las cuestas! Y cómo no, tras la subida llega la recompensa. Sí, de aquí hasta la playa de Barrika, es todo cuesta abajo.

Y ahora toca bajar…

La ruta termina en el parking de la playa de Barrika que se sitúa junto a una maravillosa área recreativa. Estupendo sitio para hacer un buen picnic con vistas al mar ¿no te parece?

Déjame decirte que una vez llegado aquí, no te puedes quedar sin pisar la preciosa playa de Barrika. En los últimos años esta playa ha logrado una especial relevancia gracias a las escenas de «Juego de Tronos» que se rodaron aquí, pero no quitemos merito a la belleza del lugar.

No es una playa accesible pero merece la pena bajar.

Eso sí, para pisar la arena, tendrás que bajar una buena cantidad de escaleras bastante empinadas, ¡siempre y cuando la marea lo permita! Recuerda que la marea sube y baja mucho en el mar Cantábrico y algunas playas aparecen y desaparecen, así que ¡mucho ojito!

El tiempo pasa muy deprisa cuando se está gusto y te aseguro que así será en esta maravillosa zona pero nuestra excursión no ha terminado, toca volver por el mismo camino. Pero míralo por el lado positivo, ¡qué suerte poder disfrutarla dos veces!

¿Qué te parece esta ruta por la cosa vizcaína que te proponemos?

Información práctica

  • Todo el recorrido discurre por una senda de tierra, al borde de los acantilados que no disponen ningún tipo de sujeción, por lo que debes extremar precauciones (mucho más si vas con niños).
  • En caso de que haya llovido en días anteriores, es muy probable que el camino este embarrado. Asegúrate de llevar calzado adecuado.
  • No hay ninguna fuente hasta llegar al área recreativa de la playa de Barrika, así que no te olvides de llevar agua.
  • El parking de la playa de Sopelana es de pago en temporada alta. En cambio el parking de la playa de Barrika es gratuito y con más plazas. Si tienes previsto realizar esta ruta en temporada baja, no tendrás problema pero si quieres hacerlo en temporada de verano, será mejor que lo realices a la inversa: empezar en el parking de Barrika y coger el sendero dirección Sopelana.
  • Si el picnic no es lo tuyo y prefieres comer en algún establecimiento, en las inmediaciones del parking de Barrika hay un par de restaurantes y un bar con mesas mirando al mar llamado «El Golfo Norte», muy conocido en la zona.
  • Para los que tienen niños más mayores, para quienes están acostumbrados a andar o para los que vayan solo adultos, este recorrido se puede enlazar con «La ruta de los acantilados» que une Getxo con Sopelana. Y no te olvides que siempre queda la opción de volver en transporte público al punto de inicio.
Powered by Wikiloc

Nos interesa mucho tu opinión y nos encantaría que participaras en el blog dejándonos un comentario. Y si te ha gustado este post, no tengas miedo y compártelo en tus redes sociales. ¡Sin ti no somos nada!

Eskerrik asko!

Puede que también te interese…

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te ha gustado el blog? Siguenos :)