Churros caseros ¡la receta más fácil del mundo!

Cuando hay que poner «al mal tiempo buena cara» y más en estos tiempos de confinamiento no hay nada mejor que unos churros con chocolate. Lo curan casi todo.

Aunque no tengas una churrera o una manga pastelera en casa, te aseguro que preparar una docena de churros hechos por ti va a ser coser y cantar. ¡Prepárate para chuparte los dedos!

Ingredientes

  • 350 gr de harina (también se puede utilizar integral)
  • 400 ml de agua
  • Una cucharadita de sal
  • Aceite suave para freír
  • Azúcar para espolvorear

Paso a paso

Empezamos esta deliciosa receta poniendo en un cazo, un poco alto, el agua y la sal a hervir.

Cuando el agua empiece a hervir, quitamos la cazuela del fuego y añadimos de golpe toda la harina.

Con una cuchara de madera hay que remover poco a poco para que no salpique y conseguir una masa homogénea.

Cuando veamos que la masa empieza a despegase del cazo, conseguiremos una masa pegajosa pero sin grumos. Eso quiere decir que ya está lista.

Es importante conseguir que los ingredientes se integren bien ya que, aunque no pasa muy a menudo, si no ligan bien, al ponerlos en el aceite los churros pueden explotar.

Para darles forma, podemos utilizar una churrera, una manga pastelera con una boquilla de estrella (se puede crear una con una bolsa de congelación y cortando un extremo) o, atento a la jugada, a mano. Sí, sí… puedes amasar la masa con las manos y formar los churros como si fuera plastilina. Puede que la masa necesite un poco más de harina para que se pueda amasar a mano y pringues la cocina un poco más pero eso sí ¡la diversión está asegurada!

Podemos hacer churros con forma de lazo, largos o incluso con forma de letras (si queremos dar un dulce mensaje a alguien). Para poder cortarlos puedes utilizar unas tijeras untadas ligeramente en aceite para que la masa no se pegue.

A partir de aquí puedes hacer dos cosas:

  • Freírlos.

Para freír los churros necesitamos una olla amplia con abundante aceite. Cuando digo abundante es que los churros tienen que flotar sin que se toque entre ellos. Además así será más fácil darles la vuelta para que se doren por ambos lados.

El aceite debe estar muy caliente para que cuando echemos los churros creen corteza y queden crujientes por fuera.

Cuando estén dorados por ambos lados, los sacamos y los colocamos un una hoja de papel de cocina para que absorba el exceso de aceite.

  • Hornearlos.

Si elegimos esta opción necesitaremos precalentar el horno a 250ºC. En la bandeja del horno cubierta con papel de horno, vamos colocando los churros con la forma que queramos. Los espolvoreamos con aceite en spray para que queden más crujientes (opcional).

Bajamos la temperatura del horno a 200ªC e introducimos los churros en el horno durante 6/8 minutos dependiendo del grosor de nuestros churros. Yo te recomiendo que a los 6 minutos abras el horno y pruebes uno, a ver que tal. No tienen que quedar muy dorados, eso quiere decir que se han secado demasiado y quedarán duras.

Si eliges este método para hacer los churros, debes saber que sí, son más saludables pero nunca quedarán igual que fritos. En el horno los churros quedan con el interior más seco. Esto no quiere decir que estén malos pero quedan diferentes.

Tanto fritos como horneados, los rebozamos en azúcar o mezcla de azúcar y canela y ya están preparados para DISFRUTARLOS.

Churros, una delicia de nuestra gastronomía tradicional que puedes preparar en casa fácilmente. ¡Prepárate para chuparte los dedos!

Notas importantes

  • Seguir la receta al pie de la letra. Las proporciones de los ingredientes deben ser exactas, se pueden variar las cantidades para conseguir más o menos churros pero, las proporciones deben mantenerse.
  • La masa debe ser completamente homogénea. Aunque quede pegajosa fíjate que los ingredientes estén bien integrados y que no queden grumos.
  • Una vez formados los churros sobre un papel para horno, se pueden congelar y reservar para otra ocasión. Sólo tendrás que freírlos.

¿Qué te ha parecido la receta? Nos encantaría saber tu opinión y te invitamos a dejarnos un comentario. Lo tendremos muy en cuenta en nuestros futuros posts.

Eskerrik asko!

Puede que también te interese…

2 comentarios en “Churros caseros ¡la receta más fácil del mundo!”

    • Kaixo Peio!

      Sí las proporciones son las mismas y también puedes añadir en vez de 400 de agua , 200 de agua y 200 de leche o leche vegetal. También quedan muy ricas.
      Eskerrik asko zuri!

      Responder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te ha gustado el blog? Siguenos :)